Tips para comer saludable en cuarentena… ¡y siempre!

Posted on

Los días en casa se prolongan cada vez más y es importante que no descuidemos la alimentación. Está bueno darse algunos gustos, pero si no estamos atentas a tener una alimentación saludable, luego lo lamentamos en kilitos de más o en no tener las pilas suficientes para hacer las cosas que tanto nos gustan.

Yo tengo muchos hábito de alimentación sana y en las redes e Internet podemos buscar mucha info. Hoy quiero recomendarte un libro de la colección “Ohlalá! Cocina”, que encontré en casa –es un poco viejito-, que tiene muchos tips interesantísimos.

Se llama “Healthy Food. Recetas saludables para cada momento del día”, con prólogo de la genia de Sole Simond y recetas y consejos de tres referentes de este tipo de comida: Flor Fernández (@thehealthyblogger), Loli Braga Menéndez (@lolibm) y Magda Errecaborde (@nutricionmag). Las fotos son increíbles son de Félix Busso.

Pensar bien que tener en la alacena y en la heladera nos ayuda a planificar mejor cada comida y también a tener cosas ricas y sanas a mano cuando tenemos algún antojo.

“Cualquier transformación es personal y cada una de nosotras encuentra su modo y su tiempo para mejorar su calidad de vida. Comer rico ( y de paso, sano) te alegra el alma”, dice Sole.

TU ALACENA HEALTHY

Algunos alimentos secos que merecen un lugar en tu cocina son:

ENDULZANTE: es el sustituto ideal de la azúcar refinada porque es natural y proviene de una planta).

CACAO AMARGO: rico en antioxidantes y súper útil para recetas dulces.

MIX DE SEMILLAS: aportan nutrientes y le dan un toque especial a ensaladas, panes y cookies.

LEGUMBRES: son fuente de hidratos de carbono, proteínas, fibra, hierro y vitaminas.

ARROZ INTEGRAL: tiene mucha fibra y se usa en ensaladas, rissotos y hasta en hamburguesas veggie.

AVENA: es un cereal muy versátil que tiene gran aporte de fibra, minerales y antioxidantes. ¡Te da mucha energía!

FRUTOS SECOS: son un rico snack y te aportan fibra, nutrientes esenciales y grasas saludables.

AZUCAR MASCABO: es la más healthy del grupo de los azúcares y aporta un sabor avainillado increíble.

ADEMAS: sal y pimienta brindan sabor a todo (no abusar de la sal) y el aceite de oliva sube el colesterol ´bueno´ y tiene propiedades antioxidantes.

INFALTABLES EN TU HELADERA

Entre los alimentos frescos también hay algunos que son fundamentales para una buena alimentación.

FRUTAS: siempre elegí las que sean de estación, por calidad y precio. Son ideales para el desayuno, como postre y como colaciones durante el día. ¡Tienen un buen valor nutricional y las podés llevar fácilmente a todos lados!

QUESOS: son un comodín multiuso y hay una gran variedad para todos los gustos.

LECHE: es rica en calcio y muy buena para tus huesos. Usala para tus smoothies o para acompañar alguna infusión.

HOJAS VERDES: aportan volumen a sus ensaladas y generan saciedad. También son ricas en minerales y vitaminas.

YOGUR: el natural es súper versátil y lo podés usar como snack dulce o salado, en algunos postres y hasta en el dressing de las ensaladas.

BULBOS Y TUBÉRCULOS: son indispensables para una vida saludable por su gran valor nutricional y por la variedad de colores y texturas que aportan a tus platos.

HUEVOS: no pueden faltar en tu cocina. Tienen alto contenido de proteínas y nutrientes. Siempre tratá de comprar orgánicos: son más caros pero también más saludables.

¡A COMER RICO!

Con todos estos elementos podés realizar cientos de combinaciones y preparar platos ricos. Podés hacer cosas simples como hervir las legumbres y el arroz y tenerlos en la heladera para hacer ensaladas, risottos o sopas para la semana con ingredientes que te aportan energía. “Con la energía alta, cada dificultad se vuelve un desafío; los enrosques duran menos tiempo, nos volvemos más creativas y eficientes y creamos un ambiente más armónico a nuestro alrededor”, dice Sole Simond y yo estoy súper convenida de eso.

En otras notas, les voy a compartir algunas receta fáciles con estos ingredientes. Hoy quise que los conozcamos un poco y hagamos foco en la importancia de tenerlos siempre a mano, para alimentar el cuerpo ¡y también el alma! Porque eso nos pasa cuando nos alimentamos bien. 

  • Share

0 Comments

Leave a comment

Your email address will not be published.